Damanhur: Un lugar lleno de hermosas plantas

Damanhur es una comunidad religiosa encontrada al norte de Italia, en el Valle de Valchiusella muy cercano a la ciudad de Torino. Fue creada hace unos 35 años bajo el impulso de Oberto Airaudi, también conocido Halcón o Falco quien falleció hace poco, en la actualidad esta localidad perteneciente a la Federación de Comunidades y está compuesto por más de 800 habitantes, cuando había sido fundada sólo por 12 personas.

El sueño principal de Damanhur era poder construir una sociedad que se basa en el optimismo y la idea de que el ser humano es capaz de crear su propio destino, en este lugar la gente puede vivir en una comunidad evolucionada y disfrutar de una existencia magnífica para la que todos trabajan por un bien común. Actualmente Damanhur por medio de sus creencias religiosas, se ha convertido en una Federación de Comunidades y un Centro Internacional para el desarrollo artístico, social y espiritual, dentro de un territorio invadido por la naturaleza, lleno de bosques, granjas, jardines, tiendas, y templos para sus visitantes.

Tal es el fanatismo de sus habitantes por la naturaleza que son considerados los principales compradores de elementos para la jardinería en Italia, de acuerdo a una encuesta realizada por la compañía Tomsystem quien se dedica al comercio de máquinas de entutorado.

A pesar de que su líder ya se encuentra junto a Dios, esta comunidad se mantiene y sigue creciendo, lo que significa un excelente logro y un gran reto para el resto de las comunidades actuales que se encuentran en la constante búsqueda de relaciones para adquirir más poder sobre sus horizontes. La federación se encuentra compuesta por lo que ellos llaman, los 4 cuerpos de Damanhur, quienes se focalizan en un aspecto particular de la vida humana: La escuela de Meditación centrada en la tradición ritual, el Cuerpo Social que se dedica a poner la teoría religiosa en práctica, el Juego de la Vida con dinámicas y experimentación de diversos aspectos de la vida como un jugo, por último el Tecnarcato que se especializa en lograr el crecimiento interior de cada individuo.

Cada ciudadano participa de manera activa en todas la áreas, siempre siguiendo su propia vocación, así es como cada miembro se decanta por el camino del oráculo, los guerreros, los monjes, los sanadores, los encargados de propagar la palabra o los que se encuentran en el camino de las artes integradas. “El objetivo inicial fue crear un espacio para despertar la divinidad en cada ser humano, en donde sea posible conectar con su esencia divina y con la esencia divina de nuestro planeta además del cosmos. De esta forma crear un espacio en donde toda la gente sea capaz de conectarse sin que se distinga religión, raza o género, el cual puede servir a futuras generaciones como una gran librería llena de conocimiento humano”- comenta un importante monje de la comunidad Macaco.

Es sorprenderte saber que después de todo lo que ha evolucionado el mundo, Damanhur sea una comunidad centrada en la búsqueda y fortaleza del trabajo espiritual, que para ellos es lo que permite que su propia comunidad avance, crezca y permanezca unida.

Dejar un comentario